En mi Publicación anterior, Expresé cómo GC35 nos ayuda a pensar en nuevas formas de subdivisión dentro de una conferencia: regiones o proyectos que involucran varias partes de diferentes provincias, pero con una forma similar a responder a su misión. Podríamos preguntarnos por qué estamos hablando de regiones en este sentido, y sobre los proyectos interprovinciales. Hay muchas razones.

Hoy enumero sólo algunos:

  • Parece una tendencia del contexto general en el que nos estamos moviendo. Los pequeños países de nuestro continente tienden a agruparse con el fin de negociar más eficazmente con los grandes países de este mundo globalizado. Esta agrupación es un medio por el cual las disputas sobre fronteras pueden convertirse en oportunidades para la cooperación y el crecimiento. Es un medio astutos de entrar poco a poco en lo que es una globalización inevitable.
  • La caída en el número de jesuitas plantea preguntas para nosotros. La caída no significa necesariamente que debemos apagar las obras y disminuir nuestro impacto. Tal vez el Señor nos invita a pensar en la misión más en forma que no identifican exclusivamente en términos de una obra o la provincia en particular. Tal vez el Señor nos está diciendo que trabajar más en colaboración con otros, tanto los no jesuitas y jesuitas. Y eso implica un nuevo enfoque y nuevas estructuras que explotan las posibilidades de comunicación que nos ofrece el mundo moderno. Solíamos hablar sobre el envío de la misión, sobre el envío de los territorios de misión. Tal vez hoy tenemos que añadir: la participación y la zona de la misión en las redes.

¿Cuáles son las ventajas que nos pueda aportar a organizarnos de esta manera regional, o para formar proyectos Supraprovincial? La primera y principal ventaja es la de responder mejor a la misión recibida. Ese es el objetivo: una mayor colaboración por el bien de la misión.

Este post es parte de un artículo publicado originalmente en portugués y español en la CPAL número de reporte 288, publicado el 30th septiembre 2013. Esta es una traducción del original en español por Mario Cazal (Paraguay) y Philip Endean (París) para el proyecto de red jesuita. Todo el documento se puede encontrar en este sitio web [Inglés] [Español]